miércoles, 28 de noviembre de 2012

CUIDADOS DE ENFERMERÍA EN COLOSTOMÍA

Una colostomía es la comunicación quirúrgica de una parte del intestino grueso (colon) con la pared abdominal,  para permitir la salida al exterior de las heces. Las heces que se movilizan a través del intestino van a parar a una bolsa adherida al abdomen.


La abertura exterior de aspecto sonrosado y que puede cambiar de tamaño durante un tiempo después de la intervención es el  estoma. Este carece de control voluntario sobre la eliminación.



Una colostomía puede ser temporal o permanente.


Existen unas cuantas razones para llevar a cabo una colostomía:
  • Infección abdominal, como en el caso de diverticulitis perforada o un absceso
  • Lesión al colon o al recto (por ejemplo, una herida con arma de fuego). 
  • Bloqueo parcial o completo del intestino grueso (oclusión intestinal). 
  • Cáncer colorrectal
  • Fístulas o heridas en el perineo, el área entre el ano y la vulva (mujeres) o el ano y el escroto (hombres).

Para recoger las heces usaremos recolectores. Los dispositivos recolectores están formados por una bolsa y lámina adhesiva a la piel, además de un filtro que evita el mal olor de los gases.

Por lo general la persona colostomizada usa dispositivos cerrados, pero en caso de heces
líquidas será preferible usar uno abierto a cerrar con pinza.







Los sistemas pueden ser de una pieza abierto (cambiar una o dos veces al día) o cerrado (cambiar una vez al día); o de dos piezas que también pueden ser abierto (cambio de lámina adhesiva en 3 o 4 días y la bolsa cuando precise) y cerrado (cambio lámina adhesiva en 3 o 4 días y la bolsa una vez al día).






COMO CUIDAR EL ESTOMA
  • Material necesario:
  1.  Dispositivo o bolsa de recambio.
  2.  Bolsa de plástico para material sucio.
  3.  Papel higiénico o pañuelos de papel.
  4.  Toalla suave.
  5.  Jabón neutro.
  6.  Agua del grifo templada.
  7.  Esponja suave.
  8.  Tijeras curvas (si la bolsa no viene precortada).
  9.  Espejo si fuera necesario, para verse el estoma


  • Higiene y cambio de dispositivos:

1. Despegar el adhesivo de arriba hacia abajo con suavidad:  EVITAR TIRONES.

2. Introducir el dispositivo sucio en la bolsa de plástico, a tal efecto (guarde la pinza de plástico).
3. Retirar los restos de heces con el papel higiénico.
4. Lavar el estoma con agua y jabón. SIN FROTAR. No alarmarse si el estoma sangra un poco. Lavarlo suavemente, y si persiste el sangrado presionar ligeramente con la esponja humedecida en agua fría.
5. Aclarar y secar la piel con la toalla. EVITAR FROTAR.
6. Comprobar la integridad y buena coloración de la piel y el estoma.
7. Si existe vello alrededor del estoma debe recortarse. NO RASURAR.
8. Adherir la lámina adhesiva de abajo hacia arriba. Presionar suavemente con el dedo alrededor.
Evitar pliegues y arrugas.











Más información pulse aquí




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada